Patio y zonas comunes

En esta intervención tan compleja por las características propias del edificio que esta catalogado, tras dar muchas vueltas al proyecto y celebrar multiples reuniones, llegamos a la conclusión de que la  mejor intervención posible residía en modificar el suelo con un material acorde con el estilo y el estatus del edificio. Nos decidimos por dos tipos de marmol, clásicos en esencia, pero combinados de tal manera que añadirán valor al edificio a la vez que mantendrán su estilo. El blanco ibiza seria el dominante, por su mayor dureza y porque aumentaría la sensación de luminosidad en unos tramos de escalera bastante oscuros, con el marrón imperial, mas delicado, remarcamos el blanco y aportamos el contrapunto de sobriedad. Para los embarques del ascensor, se utiliza una chapa de roble natural reconstruida y barnizada en oscuro enmarcada en un bastidor de hierro lacado a juego con las paredes.

Rellanos despues

Las escaleras combinan de igual manera el blanco en las huellas y el marrón en los zanquines y las tabicas de los peldaños.

escaleras despues

Para iluminar el ultimo tramo, se diseño un lucernario vertical, simulando ventanas laterales iluminadas con luz natural y sobre el vidrio se coloco una foto antigua del paseo donde se ubica con el aspecto que tenia a principios de siglo.

Lucernario escalera

Un trabajo complejo y delicado pero terminado en tiempo record y sin apenas molestias para los vecinos que pudieron seguir con su vida normal.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *